lunes, 3 de enero de 2011

Ronda de editores de texto para Mac

Editores de Texto

Un compañero de trabajo que desembarcó recientemente en territorio Mac me preguntaba el otro día sobre editores de texto, que es algo que todo programador necesita tener a mano. Como mencionan en el clásico libro de nuestra profesión, The Pragmatic Programmer, así como un buen leñador invierte gran parte de su tiempo afilando el hacha, que es lo que lo mantiene productivo, nosotros deberíamos siempre seleccionar con cuidado y luego dominar esta herramienta que usamos permanentemente. Incluso es difícil quedarse con un único editor de texto (sin contar además con una IDE, en muchos casos).

En particular soy más amigo de los buenos editores que de las IDEs, así que después de comentarle brevemente a mi amigo algunos de los editores que uso, decidí preparar este post con una lista (incompleta) de los más interesantes que he visto o usado en OS X.

Cuando llegué ya estaba ahí: TextEdit

Este es el editor que viene como parte del sistema operativo, y aunque muchos no lo saben, este pequeño editor tiene algunas características interesantes, como soporte no solo para ASCII plano sino también para Unicode UTF-8 o 16, Rich-Text Format (RTF), .doc ó -docx (si, formato Word XML).

Otro detalle interesante es que los fuentes de este editor están incluidos como muestra en la IDE de Mac OS: XCode.

El más popular: TextMate

TextMate es el editor más popular en este ambiente, basado en mi propia experiencia, incluso a pesar de ser un producto comercial.

Algunos de los motivos más importantes detrás de su éxito son su flexibilidad y extensibilidad, a través de los bundles: extensiones que permiten no sólo dar soporte a coloreo de sintaxis y operaciones específicas para cada lenguaje, sino también para automatizar operaciones alrededor del sistema operativo, los browsers, compiladores y demás piezas de infraestructura.

Un buen ejemplo de esa flexibilidad es el meta-bundle llamado GetBundles que permite actualizar los cientos de bundles disponibles y que la comunidad sigue generando activamente. Y la comunidad, casualmente, es otra característica muy importante. Basta con buscar en GitHub para ver la cantidad de extensiones, y ver que hay bundles como el de Ruby mantenidos por gente como David Heinemeier Hansson, el creador mismo de Ruby on Rails.

Fuerte en Proyectos: BBEdit

Este es otro editor sumamente popular, que parece haber sido sobrepasado por TextMate sobre todo por el soporte para Ruby/Rails. Sin embargo, BBEdit sigue siendo un favorito, también comercial, aunque casi al doble de precio de TextMate.

El fuerte de este editor, además de muchas características avanzadas similares al anterior, es en el manejo de proyectos, que permite utilizar múltiples carpetas, filtros por tipos de archivo, etc. En el ambiente C++ y Objective C sigue siendo muy utilizado.

Todoterreno: UltraEdit para Mac

Para quienes usan o usaron este poderoso editor comercial en Windows o Linux, ahora está disponible la versión para Mac, lo que puede darles la ventaja de la familiaridad y supuestamente portabilidad de macros y algunas extensiones.

Para quienes no lo utilizaron antes, la interfaz, aunque re-escrita en Cocoa, parece aun un poco extraña en Mac OS, notándose su procedencia de ora plataforma.

Sus características más famosas son macros, poderosa búsqueda y reemplazo incluso entre múltiples archivos, y la capacidad de trabara directamente sobre servidores via FTP.

Clásico de clásicos: Vim y Aquamacs

Como Mac OS es un Unix maquillado, Vi / Vim siempre fueron opciones importantes y gratuitas. Este clásico editor tiene una personalidad fuerte y no es para quienes están acostumbrados a menúes o interfaces gráficas. Es super-eficiente en el uso de combinaciones de teclas pero para mucha gente parece una vuelta atrás en el tiempo.

Hace poco publiqué un post con una cartilla para facilitar el uso. Mi recomendación es darle una oportunidad, sobre todo si uno es más usuario de un editor que de una IDE.

Por supuesto, respetando la diversidad religiosa, también hay una versión de Emacs para Mac OS (modo totalmente regular estilo texto) o una versión más adaptada, con fonts, menúes y uso de las clásicas secuencias de teclas de Mac, llamada Aquamacs.

Más opciones gratuitas interesantes: Kod y TextWrangler

Para cerrar, otro par de editores gratuitos muy buenos:

Sobre Kod escribí un post reciente, así que no voy a repetir mucho.

TextWrangler es como el hermano menor, freeware (no de código abierto) de BBEdit, y funciona muy bien. Soporta múltiples lenguajes con coloreo de sintaxis y acceso directo al shell del sistema operativo, extensibilidad y varias otras funciones interesantes.

 

Como cierre, repito que la lista está obviamente incompleta, y si les parece que hay otras opciones buenas o quieren destacar alguna característica buena o mala, o sus experiencias, los invito a dejar comentarios.

Finalmente, recomiendo a cualquier programador invertir un tiempo en probar algunos de los editores, y después de selecionar uno o dos, dedicarle un poco más a aprenderlo a fondo. Ahorrar tres o cuatro horas de investigación del poder de un editor puede significar perder ese mismo tiempo todos los meses haciendo cosas que podemos automatizar.